Reclamación de deuda
¿Tienes impagos? ¿Deudas sin reclamar? ¿No sabes a quien acudir?
Recuperamos tu dinero. Pídenos presupuesto sin compromiso.

RECLAMACIÓN EXTRAJUDICIAL SEGURA

Formulamos por ti la reclamación previa ante el deudor moroso.

Comprobamos la deuda, trataremos de conocer las causas del impago y, en su caso, intentamos alcanzar un acuerdo o una proposición de pago aplazado de la deuda, todo ello con el OBJETIVO de llegar a un PRONTO PAGO.

A tal efecto, se le enviará una comunicación al deudor exigiéndole el pago en un plazo determinado, apercibiéndole de que de no cumplir se acudirá a los tribunales.

Este requerimiento puede realizarse por distintos medios (carta o correo electrónico), aunque siempre es conveniente utilizar modos fehacientes que dejen constancia del envío, de su fecha y de su recepción. Por tanto, el medio más adecuado es el burofax o el correo electrónico certificado con acuse de recibo.

Si el deudor contesta al requerimiento y se muestra conforme con un acuerdo, lo documentamos y, caso de incumplimiento, iniciamos la vía ejecutiva del mismo ante los Juzgados.

RECLAMACIÓN JUDICIAL

Una vez agotada la vía amistosa para poder cobrar las cantidades que se nos adeudan, debemos proceder a la reclamación judicial.

El PROCEDIMIENTO MONITORIO, nació con la vocación de reclamar una deuda de una forma rápida y sencilla.

Si bien, en la petición inicial hasta dos mil euros no sería necesaria la contratación de abogado y procurador, es recomendable su intervención por la agilidad y seguridad que, en la tramitación del procedimiento, supone actuar a través de estos profesionales.

El procedimiento monitorio se inicia mediante la presentación de un escrito en los Juzgados, en el que debemos exponer la situación y adjuntar los documentos que puedan acreditar esos hechos: contratos, albaranes, facturas, etc.

A la vista de la solicitud el Juzgado nos comunicará por escrito el inicio del procedimiento, notificando a la demandada los hechos y otorgándole un plazo de 20 días para proceder al pago de la deuda o presentar escrito de oposición con las pruebas que lo justifiquen.

Si no paga lo reclamado judicialmente ni se opone a la petición, se inicia el procedimiento de ejecución y el embargo de sus bienes.

Si formula oposición a la reclamación, hay que acudir al procedimiento que corresponda por razón de la cuantía.

Si bien en la petición inicial es posible que no sea necesaria la intervención de abogado y procurador, tal y como indicamos más arriba, es posible que en caso de oposición por el deudor sí se necesite a estos profesionales.

Respecto al plazo de la recuperación de la deuda, éste es impredecible, debido fundamentalmente a la tramitación del procedimiento, a si el deudor consigna las cantidades debidas en el momento del requerimiento o, por el contrario, si se opone a la reclamación, en cuyo caso, los plazos se alargarían sensiblemente.

En la mayoría de los casos el procedimiento monitorio es una vía cómoda, rápida y efectiva para cobrar deudas de pequeña cuantía. Llegado el caso en que no haya solución por la vía amistosa, es una manera de reclamar a nuestro deudor el pago de las cantidades que nos deben.

 

© SPACIOA3 GESTIÓN INMOBILIARIA Y PROCESAL, S.L.

Contacto

Horario:
Lunes – Viernes : 
9:00-14:00 | 17:00-20:00

Legal

Redes Sociales

Contacto

Rúa Benito Blanco Rajoy 7 1º, 15006, A Coruña

Horario:
Lunes – Viernes: 
9:00-14:00 | 17:00-20:00

Redes Sociales

Icon

© SPACIOA3 GESTIÓN INMOBILIARIA Y PROCESAL, S.L.